lunes, 4 de julio de 2016

Tal día como hoy Gladys Vera la sempiterna reina de la gaita estaría cumpliendo 67 años


Gladys Mercedes Vera Mora, reconocida en el ámbito gaitero venezolano por el epíteto de “La sempiterna reina de la gaita”, nació el 4 de julio del año 1949 en el sector la Hoyada de la avenida Bella Vista de Maracaibo, Venezuela, y falleció el lunes, 14 de septiembre del año 2015 en esta mima ciudad, fue una cantante venezolana de gaitas, un género musical considerado como “Patrimonio cultural de Venezuela” en el que cosecho relevantes frutos hasta convertirse en un icono representativo de este género típico, folclórico y tradicional de Venezuela de gran influencia en la temporada de julio a diciembre y de origen zuliano pero que se ejecuta en todo el territorio nacional.
Esta reconocida cantante oriunda del estado Zulia se especializó en la interpretación de La Gaita como medio de expresión, en la que protagonizó y a la que aporto una gran cantidad de éxitos musicales con su amplia trayectoria en agrupaciones como  “Santanita”, “Maragaita” y  “Los Colosales”, en la que destacan inolvidables trovas que son melodías de grata evocación, solo al mencionar su nombre, tales como: “Amor marginal” de Víctor Hugo Márquez, con Santanita 1976, “El Pasado y la Espera” de Ricardo Portillo, Maragaita, 1989 y “Mi Entrega” también de Ricardo Portillo, Maragaita 1991
El timbre melodioso de Gladys Vera, como normalmente la llamo su gran legión de seguidores amantes de la gaita, se caracterizó por la reciedumbre  y la sutileza que la califico como una excepcional intérprete de ricos matices melódicos que logró cultivar como un estilo único en el medio artístico de este género tradicional de identidad de la música popular venezolana, especialmente acostumbrado a manifestarse en el segundo semestre del año, Gladys ocupo un sitial y una consideración tal, que se consagro como una interprete insustituible  dado que cada etapa de su vida marco un hito en la historia de este género, sobre todo en la época de oro de su posicionamiento como cántico de carácter nacional, donde su referencia es totalmente obligatoria: una característica que la distinguió siempre, desde su encantadora juventud lo constituyó su porte y elegancia impecable en su trato y vestuario de toda una distinguida dama que sabía adaptarse a todas las situaciones, utilizando el atuendo adecuado, acorde con el lugar y el momento donde hacia acto de presencia, un hecho por demás curioso y excepcional lo constituye la destreza y dedicación que le profesó al aprendizaje y ejecución del instrumento puntero de la gaita como lo es El Furro,  una condición que además de ser totalmente extraña y curiosa, se constituyó en un auténtico espectáculo y atractivo al ejecutarlo con elegantes atuendos y con la mano izquierda, una estampa única e irrepetible hasta el presente.
También grabó como invitada con lasa agrupaciones Birimbao, Racoa, Los Compadres del Éxito, Los Turpiales de Tamare, Proyecto Gaita, Trabuco Gaitero, Zagales del Padre Vílchez, Los Gaiteritos, Los Chiquinquireños, La Orquesta Sinfónica del estado Zulia, entre muchos otros.

Dentro de su discografía se destacan éxitos como: “La arenita del río”, “Amor marginal”, “La antorcha”, “Mi orgullo”, “Estampas”, “Galante y coqueta”, “Por eso gaita”, “Mi gentilicio”, “Nuevo Saladillo”, “Siempre estaré contigo”, “La morenita”, “La protestona”, “Salve Reina”, “Mi entrega”, “Gaitera de antes”, “Lucero de la amistad”, “Fuente divina”, “Dile a Rafael Rincón”, “Mi vieja Plaza Baralt”, “La promesa”, “Peldaños”, “Así es mi gaita”, “Juanita prende el fogón”, “La cabecera”, “Alguien en tu templo”, “Cuando habla mamá”, estas son sólo algunas de las creaciones que con su afinada voz recorrieron los rincones de Venezuela y del mundo entero.

Biografía:
·  Era jueves, 4 de julio de 1950, a las 5:30 de la mañana, cuando en una casa ubicada en la avenida Bella Vista de Maracaibo, justo al lado de La Hoyada, la famosa comadrona maracaibera Encarnación Fernández, recibe en sus manos a Gladys Mercedes Vera Mora, una de las voces más bella de la gaita zuliana.
·  Sus estudios de primaria los realiza en el Colegio La Merced y los de secundaria en el Liceo Rómulo Gallegos. En 1962, con tan solo 12 años, se inicia en el mundo de la gaita como furrera, instrumento que ejecutaba con la mano izquierda.
·  El primer conjunto al cual perteneció fue a Santa Canoíta, aunque no logró grabar, allí se codeó con Ricardo Aguirre, Douglas Soto, Francisco "Machorro" Morales, entre otros. Más adelante ingresa a Santanita, agrupación de su hermano Miguel Mora, donde impone decenas de gaitas. Luego engalana las divisas gaiteras: Maragaita, Cardenales del Éxito y Los Colosales.
·  Algunos de sus grandes éxitos son: Mi Orgullo, Por eso Gaita, Amor Marginal, Fuente Divina, Anhelo, Mi Vieja Plaza Baralt, Cuando el Amor se va y muchos otros más.
En 1978, en el Festival de Cantantes y Compositores, obtiene el primer lugar, y en la segunda fase del Concurso, denominado Triunfador de Triunfadores, obtiene también el primer lugar, esto con la obra musical Juventud y Vejez, de Eshirel Chacín.
·  Por su afinada y aterciopelada voz, ha sido invitada para grabar coros o compartir escenarios con los conjuntos: Birimbao, Gran Coquivacoa, Los Compadres del Éxito y otros.
En 1993 fue exaltada a Patrimonio Musical del Estado Zulia por Decreto N° 13-A de la Gobernación del Estado.
·  El gran maestro y reconocido arreglista Juan Belmonte le escribió una suite gaitera titulada: Gladys Vera, Perpetuum, la cual se estrenó el 4 de noviembre de 1994, acompañada de la Orquesta Sinfónica del Zulia en el Teatro Bellas Artes de Maracaibo.

·  El calificativo de "La Sempiterna Reina de la Gaita", fue un gran acierto del locutor caraqueño Víctor Prada Vallés, reconocido en toda Venezuela por sus aportes a la gaita y a la salsa.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, la integración de los gaiteros venezolanos en el esfuerzo de enaltecer “La Gaita” como nuestro medio de expresión musical, es una necesidad imperiosa para fortalecer su vigencia, de otra manera seremos una sociedad débil y fácil de disgregar. Nunca permitamos que esto suceda. Suscríbete a nuestra comunidad virtual y vigoricemos nuestra gaita venezolana.
“El Baúl Gaitero”